martes, 29 de julio de 2014

RISOTTO DE SOBRASADA IBÉRICA


Ingredientes:
  • 50 gr de aceite de oliva virgen extra.
  • 25 gr de mantequilla.
  • 2 cebollas.
  • 2 zanahorias.
  • 300 gr de sobrasada ibérica.
  • 500 gr de arroz arborio.
  • 300 ml de vino blanco.
  • 1.200 gr de caldo de ave.
  • 200 gr de queso Parmesano rallado.
Preparación:

1. Pelar las cebollas y las zanahorias y picarlos finamente en brunoise. Reservar.

2. En la olla en la que vayamos a hacer el arroz poner el aceite de oliva virgen extra y la mantequilla. Calentar a fuego suave y, una vez derretida la mantequilla, incorporar la cebolla y la zanahoria y pocharlo hasta que estén tiernas y comiencen a dorarse.

3. Entre tanto poner a calentar en un cazo el caldo de pollo.

4. Cuando las verduras estén pochadas añadir la sobrasada y revolver hasta que se deshaga y quede integrada con las verduras.

5. Agregar el arroz y rehogarlo 2 minutos.

6. Subir el fuego y añadir el vino blanco. Dejar que se evapore el alcohol sin dejar de revolver.

7. Añadir al arroz un cucharón de caldo de pollo bien caliente (hirviendo) y remover hasta que lo haya absorbido. Seguir añadiendo el caldo cazo a cazo y removiendo hasta que el arroz esté en su punto (unos 15-17 minutos).

8. Cuando el arroz esté listo, retirarlo del fuego, añadir el queso rallado y remover para enmantecar el arroz. Servir.

Notas:
  • Muy rico.
  • Estas cantidades son para 6 personas.
  • Al enmantecar el risotto no le añado más mantequilla dado que la sobrasada ya aporta suficiente grasa.
Fuente: receta adaptada de "Risotto de sobrasada con Halloumi" del blog "Las recetas de Tía Alia".

miércoles, 23 de julio de 2014

ENSALADA DE MANGO Y CAMEMBERT


Ingredientes:
  • 125 gr de brotes de lechugas variadas.
  • 2 rebanadas de pan de molde.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 mango (no muy maduro).
  • 125 gr de queso Camembert.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Pimienta negra.
Preparación:

1. Poner en los platos los brotes de lechugas. Reservar.

2. Untar el pan con el ajo, tostarlo y cortarlo en daditos. Repartirlo entre los platos de lechuga.

3. Pelar y quitar el hueso al mango (se puede ver cómo aquí) y cortarlo en dados.

4. En una sartén poner un poco de aceite de oliva virgen extra y saltear el mango aderezándolo con un poco de sal y pimienta negra recién molida.

5. Mientras se saltea el mango cortar el queso en dados. Reservar.

6. Repartir el mango salteado y el queso entre los platos.

7. Regar la ensalada con aceite de oliva virgen extra y servir.

Fuente: receta adaptada de la vista en el blog "Gastronomía y Cía."

miércoles, 16 de julio de 2014

BIZCOCHO CON MASA MADRE


Ingredientes:

Para la masa madre:
  • 1 vaso de harina.
  • 1 vaso de leche.
  • 1/2 vaso de azúcar.
  • 8 gr de levadura química.
Para el bizcocho:
  • 1 vaso de masa madre.
  • 4 vasos de harina de trigo.
  • 3 vasos de azúcar.
  • 1 vaso de aceite de girasol.
  • 2 vasos de leche entera.
  • 16 gr (1 sobre) de levadura química.
  • 2 huevos.
  • Una pizca de sal.
  • Una pizca de canela.
  • Una cucharadita de esencia de vainilla.
  • La ralladura de la piel de una naranja (sin la parte blanca).
Si queremos hacerlo con manzana y frutos secos:
  • 1 manzana troceada o rallada (yo puse una golden en trocitos).
  • 1 vaso de nueces y /o almendras picadas.
  • 1 vaso de pasas sin hueso.
Utensilios y material necesario:
  • Un vaso que nos sirva de medida, de unos 200 ml (los vasos que tengo son grandes, así que utilicé los medidores de 1/2 y 1/3  de taza que suman 205 ml).
  • Un molde para plum-cake de 1,5 litros de capacidad para la versión sin frutas.
  • Un molde redondo de 20 cm de diámetro o uno para rosco de 26 cm de diámetro para la versión con frutas.
Preparación:

De la masa madre:
  • Poner todos los ingredientes de la masa madre en un bol, mezclar bien y dejar a temperatura ambiente durante 24 horas.
Del bizcocho:

1. Día 1 (jueves): verter en un bol grande un vaso de masa madre y añadir un vaso de azúcar y un vaso harina de trigo. No mezclar. Tapar el bol y dejar reposar a temperatura ambiente (24 horas, hasta el día 2).

2. Día 2 (viernes): mezclar el contenido del bol con una cuchara de madera. Tapar el bol y dejar reposar a temperatura ambiente (72 horas, hasta el día 5).

3. Día 3 (sábado): no se toca.

4. Día 4 (domingo): no se toca.

5. Día 5 (lunes): Añadir al bol un vaso de leche entera, un vaso de azúcar y otro de harina de trigo. No mezclar. Tapar el bol y dejar reposar a temperatura ambiente (24 horas, hasta el día 6).

6. Día  6 (martes): mezclar el contenido del bol con una cuchara de madera. Tapar el bol y dejar reposar a temperatura ambiente (96 horas, hasta el día 10).

7. Día 7 (miércoles): no se toca.

8. Día 8 (jueves): no se toca.

9. Día 9 (viernes): no se toca.

10. Día 10 (sábado): se apartan 3 vasos de la masa obtenida (para regalarlos a tres personas) y a la cantidad restante añadir en este orden: 2 vasos de harina, 1 vaso de azúcar, 1 vaso de aceite de girasol, 1 vaso de leche entera, 1 sobre de levadura química, 2 huevos, una pizca de sal, una pizca de canela, una cucharadita de vainilla y la ralladura de naranja. Mezclar todo muy bien con una cuchara de madera hasta obtener una masa cremosa.

11. Si se desea hacerlo con manzana y frutos secos, añadir la manzana, las nueces y las pasas, éstas últimas previamente enharinadas; si no pasar al punto 12.

12. Precalentar el horno a 180º C.

13. Engrasar el molde y verter en él la masa.

14. Hornear a 180º C durante unos 50 minutos. Comprobar la cocción pinchándolo en el centro con un palillo, estará listo si sale limpio. Si vemos que se empieza a dorar en exceso taparlo con papel de aluminio.

15. Retirar del horno y dejar enfriar bien antes de desmoldar.




 Notas:
  • Resulta espectacularmente esponjoso y jugoso, tanto con frutas como sin frutas (las dos primeras fotos se corresponde con la primera versión y las dos últimas con la segunda).
  • Es muy importante dejar que enfríe bien antes de desmoldarlo. La primera vez no esperé y lo destrocé.
  • Muchas veces he leído que los bizcochos aunque se congelen quedan perfectos. Con el que no lleva frutas probé por primera vez y lo congelé envolviéndolo muy bien en papel film; lo dejé descongelar fuera de la nevera la noche anterior y he de decir que estaba tan espectacular como si lo acabara de hornear, de ello pueden dar fé Rosa, Raquel y Nieves (aprovecho para desde aquí mandarles un beso muy fuerte; a ver si la próxima vez que vengáis de finde el tiempo acompaña un poco más :-). Nieves, anímate que no es nada difícil.
  • Aunque parezca muy laborioso por lo largo del proceso, realmente no da casi trabajo y el resultado merece la pena.
  • Esta receta es la del archifamoso bizcocho de las Carmelitas Descalzas o del Padre Pío que pulula por toda la blogosfera y del que se hablan maravillas. He de decir que es cierto. Según la historia que circula por la red, la elaboración de este bizcocho te dará buena suerte y fortuna, pero para ello es necesario que te una persona que te desee suerte y salud te regale un vaso de la masa madre con la que se inicia la preparación (yo no tenía quien me la proporcionara, y como no quería dejar de probar este bizcocho del que todo el mundo habla maravillas, pues la preparé yo). Según la tradición cuando se recibe la masa madre hay que empezar la preparación del bizcocho el jueves para que esté listo el sábado de la semana siguiente (si deseamos hornear el bizcocho en un día que no sea sábado habremos de de iniciar la preparación 9 días antes, esto es, para hornear el bizcocho un jueves habremos de iniciar la preparación el lunes de la semana anterior). Los tres vasos de masa madre alimentada que no se utilizan para hacer el bizcocho se han de entregar a tres personas a las que se desee la misma suerte y salud.
  • La masa madre sobrante, si no se va a regalar o a utilizar, se puede congelar para utilizarla en otra ocasión. También aguanta bastante bien tapada en el frigorífico. En ambos casos es importante que la masa esté a temperatura ambiente antes de comenzar con el proceso.
Fuente: de los blogs "Dime que es viernes" y "Aisha Kandisha".